Endodoncia

Es el tratamiento que se utiliza para limpiar los conductos por donde trascurre el nervio del diente cuando este se ha infectado por las bacterias de las caries. Una vez limpios los conductos, estos se sellan con un material específico y se realiza la reconstrucción.

El especialista en endodoncia de nuestro equipo, evaluará minuciosamente el diente afectado mediante nuestro sistema de radiografía digital y realizará el tratamiento endodóntico, así como otras terapias encaminadas a la resolución de la infección del conducto radicular (re-endodoncia, apicectomía — pulpotomía o apicoformación en niños) con la tecnología más avanzada y los mejores materiales en el campo de la endodoncia.

Las mejores soluciones en Endodoncia de alta calidad.
Pide cita o llama al 91 277 42 22
O bien, ponte en contacto rellenando el formulario


    Una endodoncia, también llamada “tratamiento de conductos” (o de manera popular “matar el nervio”) consiste en la retirada del nervio que se aloja dentro de la raíz del diente. Esto se realiza en los casos en los que las bacterias de la caries llegan a este nervio (conocido como “pulpa dental”) y lo infectan. También puede ser necesario en aquellas situaciones en las que por un traumatismo, fractura u otras causas, el diente pierde su vitalidad, y por consiguiente, es necesario retirar el nervio para que no se genere un proceso infeccioso.

    Una vez limpio el conducto de los remanentes de nervio y conformado de forma concreta, este se rellena de gutapercha, un material estéril para el sellado del mismo. A continuación el diente se reconstruye y en ocasiones se prepara para una incrustación u otro tipo de prótesis (corona, puente…).

    Para realizar una endodoncia el diente no tiene que doler necesariamente. Hay casos en los que la pulpa se necrosa o muere de manera asintomática, es decir, sin ningún tipo de síntoma. Para chequear la vitalidad del nervio puede realizarse lo que se denomina una “prueba de vitalidad pulpar” por la que, mediante frío, calor, impulso eléctrico y otros tests, se comprueba la sensibilidad en esa pieza.

    La endodoncia debe realizarla el endodoncista, es decir, el especialista en este tipo de tratamientos, con formación especializada en este campo.

    El precio de la endodoncia depende del tiempo que lleva realizar el tratamiento y del coste del material empleado. El coste del tratamiento de endodoncia en Madrid oscila entre los 180 y los 350 euros. Los dientes pueden tener uno, dos, tres, cuatro e incluso más conductos, por lo que a medida que aumenta el número de conductos a tratar, mayor es el coste. Es decir, un incisivo lateral superior suele presentar un solo conducto (diente unirradicular), por lo que el tiempo de tratamiento y el coste será menor que un molar, que es un diente multirradicular, que suele tener 4 conductos.

    La re-endodoncia que es el re-tratamiento de dientes previamente endodonciados es algo más costosa ya que se emplea más tiempo al tener que retirar el material de endodoncia que el diente presenta, por lo que el precio de la re-endodoncia en Madrid parte de los 200 euros.

    La endodoncia o tratamiento de conductos puede clasificarse en función del número de conductos a tratar en:

    • Unirradicular: dientes con un conducto, como por ejemplo los incisivos centrales, incisivos laterales o los caninos, tanto superiores como inferiores.
    • Birradicular: dientes con dos conductos, como los primeros premolares superiores.
    • Multirradiculares: dientes con tres conductos o más, como los molares, tanto superiores como inferiores, los cuales suelen tener cuatro conductos.

    En ocasiones, esto puede variar, ya que existen incisivos o caninos que en ocasiones tienen dos conductos.

    La duración del tratamiento de endodoncia depende del diente que se va a tratar, es decir, del número de conductos que tenga la raíz del diente.

    Así, la endodoncia de dientes con un conducto (incisivos y caninos) puede durar alrededor de 60 minutos; si es de dientes birradiculares, como los primeros premolares superiores, puede durar entre 60-90 minutos y si es de dientes multirradiculares (molares), en torno a 90-120 minutos. Estos tiempos son variables y dependen de la complejidad del caso. En situaciones muy complejas o en aquellos dientes con una infección importante, pueden ser necesarias dos sesiones de tratamiento, es decir, realizar la endodoncia en dos días diferentes. Siempre se llevará a cabo el procedimiento pensando en lo mejor para el paciente.

    El tratamiento de re-endodoncia suele llevar más tiempo que la endodoncia, ya que hay que remover el material de sellado que ya estaba puesto antes de limpiar el conducto y sellarlo de nuevo.

    Los pasos para realizar una endodoncia son los siguientes:

    1º Anestesia: se lleva a cabo anestesia local del diente para que no se note nada durante la endodoncia.

    2º Instrumentación del conducto y conductometría: el conducto por donde transcurre el nervio se limpia completamente mediante el uso de limas manuales y mecánicas de distintos diámetros y se desinfecta mediante hipoclorito de sodio 1-5% y otros productos. Además, se mide su longitud mediante un localizador de ápice y se le da una forma específica a todo el conducto para favorecer el sellado del mismo.

    3º Obturación del conducto: el conducto limpio y conformado se sella con un material que se llama gutapercha, habitualmente mediante el sistema de gutapercha caliente. A lo largo del tratamiento de endodoncia se realizarán algunas radiografías para evaluar la anatomía de la raíz y del conducto, confirmar que la longitud del conducto que estamos conformando y que el sellado del mismo es adecuado.

    4º Sellado del diente y reconstrucción: una vez terminada la endodoncia es necesario garantizar un adecuado sellado de la misma y reconstruir el diente. La rehabilitación del diente puede ir desde una obturación (comúnmente llamado un empaste) o una reconstrucción de resina hasta una incrustación o una corona, en función de lo debilitado que esté el diente. Cuanto más debilitado esté, más necesario será un tratamiento que refuerce bien el diente, como una incrustación o una corona (comúnmente llamado “funda”).

    clinicas odontología madrid
    Contacta con Nosotros
    Dirección
    Calle Zurbano 51, local 28010 Madrid
    Aparcamiento
    Zona SER
    Parkings públicos
    C/ Zurbano 68
    Paseo General Martínez Campos 42
    Salidas de Metro cercanas
    Iglesia, Rubén Darío, Gregorio Marañón
    Teléfono
    Teléfono
    Correo electrónico
    Horario
    L-J 11:30 a 20.00
    V 11:30 a 19:00
    Clínica Dental SCH © 2022 · Aviso legal · Política de privacidad · Política de cookies
    Desarrollado por PLC Marketing