Odontopediatría de 0 a 12 años:

La revisión de la boca de los niños es tan importante como la de los adultos, y no debemos dejarnos llevar por la idea equivocada de que los dientes de leche, temporales o deciduos no son importantes y que no pasa nada si tienen caries o se pierden. De hecho, es fundamental mantener estos primeros dientes en salud ya que son los encargados de mantener el espacio de los dientes permanentes, e infecciones derivadas de los dientes de leche pueden afectar el color y la forma de los dientes permanentes. Por eso, siempre recomendamos a nuestros papás que nos traigan a sus hijos desde los 2 o 3 años para realizarles revisiones periódicas cada aproximadamente 6 meses y descartar caries y otros problemas.

Tratamientos de odontopediatría en niños:

odontopediatría madridHabitualmente realizamos tratamientos preventivos como fluorizaciones o selladores y enseñamos a papás y pequeños cómo pueden iniciarse en la higiene bucal diaria para mantener los dientes sanos y fuertes. Entre los tratamientos que suelen necesitar los niños en los dientes de leche están los empastes (u obturaciones), pulpotomías (cuando se afecta el nervio), extracciones o mantenedores de espacio (para preservar el espacio del diente definitivo tras extracciones tempranas). En los dientes permanentes de los niños pueden ser necesarios desde empastes, limpiezas o incluso endodoncias y reconstrucciones.

Nosotros siempre recomendamos revisar la oclusión (o “mordida”) de los niños cuando estos tienen alrededor de 6 años y todos sus dientes de leche, momento en el que el crecimiento de los huesos de la cara que albergan los dientes aún no es el definitivo, y nuestra ortodoncista puede llevar a cabo un tratamiento de Ortopedia Dentofacial con distintos aparatos funcionales y anclajes para detener un crecimiento excesivo de la mandíbula, estimular el crecimiento de los huesos maxilares, expandir el paladar… y otros movimientos que, una vez finalizado el crecimiento, ya no podremos realizar. En los niños, además, también es muy importante detectar y tratar ciertos hábitos que pueden interferir en la posición de los dientes permanentes o definitivos, como la deglución atípica o infantil, la succión de uno o varios dedos, etc.

Trabajamos muchas veces codo con codo con el logopeda, el otorrino y con otros médicos especialistas para conseguir que nuestros pequeños crezcan sanos a nivel bucodental y del resto del cuerpo.